Análisis de Coyuntura Política N°2 | Primarias Partido Liberación Nacional


Escrito por: Dr. Rotsay Rosales Valladares

Investigador CIEP

14 de junio del 2017


DESCARGAR PDF

1. Viejos antecedentes con consecuencias en el “nuevo” PLN1

El domingo 2 de abril de 2017 el Partido Liberación Nacional (PLN) efectuó sus elecciones internas (primarias), también conocidas en Costa Rica como “convención interna”. Según fuentes de ese partido (v. g. Tribunal Interno) votaron un número estimado en más de 400 mil costarricenses. En comparación con las últimas primarias realizadas por ese partido en 2009 con dos precandidaturas, en esta ocasión votaron alrededor de 150 mil personas menos por los 4 precandidatos: Antonio Álvarez Desanti (AAD), José María Figueres Olsen (JMFO), Sigifredo Aiza (SA) y Rodolfo González (RG).

Varias encuestas de intención de voto se publicaron durante la precampaña liberacionista2. La mayoría mostraba como virtual ganador a AAD y en segundo lugar a JMFO; no obstante, también algunas de ellas mostraban la posibilidad que ninguno de los precandidatos alcanzara el mínimo del 40% del total de los votos válidos exigidos por las ordenanzas internas del PLN, de modo que se generó la expectativa de una eventual segunda ronda o ballotage.

Al finalizar el conteo manual de votos, el resultado en puntos porcentuales fue el siguiente:

Candidato

Porcentaje redondeado

Antonio Álvarez

46

José María Figueres

40

Rolando González

8

Sigifredo Aiza

6

Fuente Tribunal Interno del Partido Liberación Nacional (TEI)3

 

Más allá del resultado final, el día de las elecciones y durante la primera semana de ese mes–al menos-, la principal noticia de proceso liberacionista fue las declaraciones de AAD al finalizar la jornada del 2 de abril advirtiendo con vehemencia ante los medios de comunicación la posibilidad de un “fraude”4, debido a que el Comité Ejecutivo del PLN decidió detener el conteo y posponer la declaratoria de ganador al ser la medianoche, con solamente el 18% de los centros de votación contabilizados. Este hecho no es menor si se considera –como veremos al final de este documento- que la posibilidad de fraude o irregularidades en algunas mesas de votación también fue noticia a inicios de mayo.

Las confrontaciones y la polémica no solamente se dieron el día de las votaciones. Desde el año 2016 ya se avizoraba un marcado antagonismo en el liberacionismo, especialmente por los constates desencuentros entre dos de sus Expresidentes de la República, JMFO y Óscar Arias Sánchez (OAS), que llevaron incluso a plantear la posibilidad de una precandidatura de éste último, pero al finalizar ese año, mediante una cadena televisiva y artículos en prensa escrita, desistió en favor de la precandidatura de AAD. El Expresidente Arias justificó su adhesión a Álvarez con el principal argumento que “había que dejar campo a la juventud”, confirmando así su oposición a que JMFO fuese el “nuevo” líder del PLN y su ya antiguo y notorio distanciamiento del figuerismo (últimas dos décadas del siglo XX).

Desde el regreso al país del Expresidente Figueres Olsen a finales del 2011 después de más de 10 años radicado en el exterior, al interno del Partido Liberación Nacional (PLN) se generó una creciente expectativa sobre la posibilidad que él presentara su nombre como precandidato a la Presidencia por ese partido político para las elecciones nacionales de febrero 2018. Durante más de un año se dedicó a visitar a la dirigencia de todo el país y logró, no solamente alcanzar la Presidencia del PLN en febrero de 2015, sino que aseguró una importante mayoría de simpatizantes suyos al interno de la Asamblea Nacional de ese partido político. Asimismo, no cejó de atribuirse a su gestión como líder de los liberacionistas la numerosa cantidad de Alcaldías en las que salieron triunfantes durante las elecciones municipales de 2016. Estos hechos abonaron en la decisión de OAS de manifestarse públicamente y de manera constante como opositor a las nuevas pretensiones presidenciales de JMFO.

Se reconoce que el PLN, a lo largo de sus casi 70 años de historia, ha experimentado fuertes disputas internas y escisiones de importantes liderazgos (v. g. Jorge Rossi, Rodrigo Carazo, Ottón Solís). También son recurrentes los retornos a esa divisa, pero con el “costo político” de endilgárseles constantemente su presunta deslealtad. Este tema estuvo muy presente en la precampaña liberacionista que culminó el pasado 2 de abril de 2017, con especial afectación en el precandidato Antonio Álvarez Desanti (AAD). Algunos sectores liberacionistas resienten la separación de AAD del PLN durante el 2005, su presentación como un candidato de un partido distinto y haber calificado al liberacionismo como un grupo de corruptos5, un Exministro del Gobierno de Arias Sánchez publicó en un medio nacional lo siguiente:

“Todos recordamos que en el 2005 se retiró del Partido, acusando a quienes nos quedamos de ser una “bola de corruptos”. En ese momento Liberación había perdido dos campañas seguidas y vivía una crisis profunda con amenazas de desaparecer. Se fue a formar un partido político para pretender desde ahí la Presidencia de la República, movilizó recursos en forma abundante, quiso construir una opción, hizo campaña contra nosotros e incluso, desde ese partido, nos llamaron mentirosos a D. Óscar y a mí. De nuevo no le fue nada bien, y entonces “reconoció el error” que había cometido y… regresó. Fue un activo director de la campaña de D. Johnny Araya, precisamente contra D. Rodrigo Arias, y “las leyendas urbanas” nos dicen que participó en la desafortunada decisión de retirar al candidato, con lo que el PLN se llevó la peor vapuleaba política de su historia. Como quien dice, son 12 años de activa militancia anti arista.”

Desde el año 2016 pero sobre todo a inicios del año 2017 un grupo de antiguos aristas se resisten a unirse al movimiento encabezado por AAD, pese al llamado de OAS. Por ejemplo, el reconocido dirigente arista y expresidente del PLN Francisco Antonio Pacheco se abstuvo de dar su adhesión a AAD hasta el 8 de febrero de 2017.

Estas condiciones parecían auspiciosas para un resultado favorable del figuerismo en las primarias del 2 de abril, pero los múltiples análisis posteriores a ese día coinciden en que más que el “toñismo” fue el “arismo” quien verdaderamente resultó ser el gran vencedor de la contienda interna.

  

2. Dos competidores con opciones: recursos distintos, mensajes distintos a distintos públicos metas.

Como se indicó en el acápite anterior, a las primarias del PLN se presentaron finalmente 4 precandidatos6, pero en realidad se sabía que quienes tenían posibilidades de triunfo solamente eran Álvarez Desanti y Figueres Olsen, por lo que las campañas publicitarias, debates, noticias y análisis se concentraron también en esos dos dirigentes.

Además de una intensa campaña en Redes Sociales de Internet (RRSS) caracterizada por fuertes ataques, principalmente entre las tendencias de AAD y JMFO, los cuatro precandidatos tuvieron la oportunidad de participar en al menos 5 debates con gran cobertura mediática, donde también afloraron fuertes acusaciones, que, a juicio del propio RG ponían en peligro la unidad del liberacionismo posterior al 2 de abril.

Los precandidatos González y Aiza apelaron sobre todo a una austera estrategia de convocatoria al liberacionismo histórico de corte socialdemócrata. Ambos se mostraron críticos al modelo de desarrollo económico seguido por el país en las últimas tres décadas, como “hombres de pueblo”, con orientación hacia los principales temas sociales, conservadores (“tradicionales”) en temas como familia y Derechos Humanos (DDHH) y vocación de servicio público.

Por otra parte, a sabiendas que el actual padrón nacional está compuesto por alrededor del 40% de votantes menores de 40 años y que se haría una convención abierta a la participación de toda la ciudadanía (“primarias abiertas”), Figueres y Álvarez buscaron apoyos también del electorado no simpatizante del PLN.

Llamó la atención que JMFO reconociera que en su gobierno se cometieran errores que atribuyó principalmente a su relativa inexperiencia de entonces y condiciones objetivas del entorno que logró superar con “firmeza y convicción”. En su discurso intentó posicionarse como el único precandidato con una visión país de mediano plazo y con soluciones concretas a los principales problemas del país.

AAD centró su mensaje en presentarse como el mejor para “desentrabar al país” y enrumbarlo hacia el desarrollo “poniendo al Estado al servicio de la empresa privada” (Debate “Columbia / Universidad Latina, 20 de marzo de 2017). Asimismo, mostró su experiencia como negociador y articulador de acuerdos gracias a su vasta trayectoria como diputado, Exministro y empresario.

Además llamó la atención la “reaparición”7 en el discurso liberacionista del “neoliberalismo” como algo por combatir o al menos moderar y la identificación del Partido Acción Ciudadana como el “enemigo común” al cual habría que atacar, por lo menos así entendido por las declaraciones de uno de sus precandidatos8.

En esta precampaña también reaparición el tema del financiamiento privado a los partidos políticos y campañas electorales, especialmente apuntando los débiles – o nulos- controles públicos sobre esos recursos, así como la ausencia de transparencia y equidad en la competencia en las primarias de los partidos políticos costarricenses. También se polemizó sobre el alto gasto o inversión en que incurrió el PLN y sus candidatos. Por ejemplo, los precandidatos Rolando González (RG) y Sigifredo Aiza (SA) indicaron que gastarían “lo mínimo” y “100 millones de colones” respectivamente; JMFO no reveló el monto y AAD anunció el gasto de 500 millones de colones (LN, 21 de enero de 2017, página 10A). La organización de la logística electoral para el PLN se estimó en otros 400 millones de colones.

Aún no se dispone de suficiente evidencia empírica y falta conocer resultados de estudios que muestren y ponderen los principales factores o “reactivos” que incidieron en la decisión final del votante del 2 de abril, pero es plausible suponer que algunos de ellos fueron:

  • El importante peso en la opinión pública nacional de la figura de OAS sumando votantes más allá del propio PLN

  • La vigencia del “arismo” al interno de las estructuras partidarias

  • La opinión mayoritariamente negativa que desde hace muchos años tiene JMFO

  • La idea que “con JMFO Liberación pierde las elecciones nacionales y con AAD las puede ganar”

  • La idea en el imaginario colectivo que indica que “Con el PLN siempre se vive mejor y el cambio ofrecido por el PAC fue un fracazo”.

  

3. El issue Johnny Araya Monge y la “¿participación?” de algunos poderes fácticos

En la precampaña para las primarias liberacionistas también estuvo presente la “reaparición del fantasma del abandono” de la campaña que, para la segunda vuelta del 2014, hiciera el entonces candidato presidencial verdiblanco Johnny Araya Monge (JAM). El Semanario Universidad (www.semanariouniversidad.ucr.ac.cr), en su edición número 2170, justo a un mes de las primarias liberacionistas, dedicó la portada y dos páginas principales a un reportaje especial que tituló de la siguiente manera:

“PLN abandono 2014, la historia no contada. Cuatro encuestas letales un almuerzo en casa de Johnny Araya y una reunión en casa de Álvarez Desanti con jerarcas (y accionistas) de La Nación y Teletica. Los actores políticos de aquel naufragio siguen siendo protagonistas, pero hoy sus roles y alianzas cambiaron diametralmente. La historia que no le habían contado”

Por supuesto, AAD y los directores de ambos medios periodísticos calificaron de “refrito” la publicación (v. g. LN, 12 de marzo de 2017, página 18A) y desmintieron cualquier injerencia suya en la decisión de JAM.

Resulta interesante recordar que AAD fue el jefe de campaña de JAM y éste, a su vez, había anunciado la posibilidad de retornar al PLN si JMFO perdía las primarias9, lo cual se concretó el miércoles 26 de abril de 2017 cuando fue recibido por el ya candidato presidencial AAD en la sede del PLN (“Regreso pidiendo perdón a los liberacionista”, “Araya se redimió y el PLN lo aceptó con una fiesta”; LN 27 de abril de 2017, página 9A)

Por otra parte, resultó “coincidente en tiempo” con la última semana de previo al 2 de abril, la publicitación de un presunto asunto de tráfico de influencias en el principal instituto cooperativo del país (INFOCOOP) en RRSS, medios de comunicación y comunicados de instituciones públicas involucradas. Este asunto se vinculó a la precampaña verdiblanca porque uno de los principales presuntos involucrados en el supuesto ilícito era un colaborador cercano de la campaña de AAD.

  

4. Las heridas siguen frescas, pero se dice que ganar las elecciones todo lo cura en Liberación

Pasada la primera semana posterior a las primarias liberacionistas, gran parte de las dirigencias de ese partido político se han dedicado a tratar de “sanar las heridas” de una precampaña cargada de agudos antagonismos. Hasta el próximo 2 de junio se espera que, por primera vez después de múltiples intentos, JMFO y AAD se sienten a precisar acuerdos conciliatorios y de beneficio mutuo para sus respectivas dirigencias de cara a las elecciones nacionales de 2018.

Recién terminada la convención interna, AAD se reunió con RG y prácticamente lo designó como uno de los principales responsables de la reunificación de ese partido políticos. Poco después, SA también expresó su apoyo a AAD.

Sin embargo, el proceso reconciliatorio no ha sido sencillo. Los figueristas exigieron desde un inicio que AAD se retractara de su amenaza de no incluir en su campaña a JMFO posterior al 2 de abril. La designación de la jefatura y subjefatura de la fracción legislativa del PLN a partir del 1 de mayo recayó en dos reconocidas figuras cercanas a AAD y Figueres anunció que no permitirá que sus dirigencias queden al margen de la campaña del 2018 y de un eventual gobierno liberacionista. Desde abril se discute además cuáles serán las mejores fórmulas conciliatorias al interno del partido para elegir sus candidaturas a diputaciones.

Como se anticipó en el primer acápite de este documento, a mediados del mes de mayo de 2017 “reapareció el fantasma del fraude” en las primarias liberacionistas. Después de finalizado el conteo manual de votos y ante denuncias interpuestas por varios dirigentes figueristas, el TEI confirmó que hubo fraude en algunas mesas del cantón de Matina / Limón. El propio JMFO indicó que se trataba de un típico “chorreo de votos” –como se conoce popularmente-, estimado en unos 1000 votos en total. El presidente del PLN minimizó la situación diciendo que “los problemas han sido solamente en cinco mesas… yo he sido terminante, la palabra chorreo no es aceptable.” (DE, 12 de mayo de 2017, página 4). No obstante, algunos medios indican que hay posibilidades que emerjan nuevos casos de irregularidades similares10.

Las elecciones para conformar un nuevo directorio en la Asamblea Legislativa supuso también consecuencias al interno del PLN. La alianza que hizo este partido con varios partidos cristianos para obtener los principales puestos en el Directorio Legislativo conllevó severas críticas de sectores del llamado progresismo social, pero sin duda causó más críticas al interno de propio PLN, pues en varios de los “chats” o foros de discusión liberacionistas se acusó a las dirigencias liberacionistas de abdicar del poco progresismo que aún quedaba en ese partido político. Al respecto, en una entrevista realizada a AAD éste afirmó: “Los cristianos han sido aliados naturales del PLN” (LN, 3 de mayo de 2017, página 5A).

En los próximos análisis de coyuntura se verá en qué terminan esta serie de “réplicas al evento telúrico del 2 de abril”, pero es plausible anticipar que, de cara a las elecciones de 2018, ante expectativas razonables de triunfo electoral, se dé un reagrupamiento del liberacionismo frente a las otras opciones partidarias. Eso ha sido lo normal o típico de ese partido político a lo largo de su historia. Otra historia es que con ello sea suficiente para ganar el Poder Ejecutivo en el 2018.

 



 

1 Colaboraron con este Análisis de Coyuntura los asistentes de investigación de ECP / CIEP Pablo Quirós, Ylonka Rivera y Chistopher Meza.

2 “Enfoques de Opinión” (10 de enero), “Demoscopía” (14 de marzo) y las personas consultoras Florisabel Rodríguez y Rowland Espinoza (26 de enero).

3 Tribunal de Elecciones Internas PLN. (21 abril de 2017). Declaratoria oficial para la candidatura a la Presidencia de la República. 

4 A su vez, las declaraciones de AAD provocaron diversas reacciones de liberacionistas y adversarios. Una de las más polémicas fue la del Exministro liberacionista (1994 – 1997) Juan Diego Castro indicando: “Vimos a Toño desencajado, como loquito” 

5 Sirvan de ejemplos los artículos de opinión de los Exministros Guillermo Zúñiga Chávez (“Esta vez no acompaño a don Oscar”, 23 de enero de 2017) y Fernando Berrocal Soto (“Aclaración Pública”, 2 de febrero de 2017), publicados en los principales medios de comunicación escrita.

6 Desistieron de sus intenciones otros dirigentes como Enrique Rojas Franco, Clinton Cruickshank y el actual Alcalde por Alajuela Roberto Thompson.

7 Quizás la última campaña donde el PLN utilizó intensivamente esa retórica fue de previo a las elecciones de 1994, cuando justamente JMFO resultó electo Presidente de la República.

8 Declaraciones escuchadas por los televidentes de un encuentro de los cuatro precandidatos en un programa matutino del Canal 13; supuestamente tomadas de imprevisto segundos antes de percatarse ese precandidato que ya había iniciado el programa y estaba siendo escuchado.

9 JAM fue electo Alcalde de la capital del país en febrero de 2016 por el partido cristiano “Alianza por San José”, después que el figuerismo promovió su salida del liberacionismo.

 

 

 

 
Copyright © 2017 Centro de Investigación y Estudios Políticos. Todos los derechos reservados.
Joomla! es Software libre publicado bajo la Licencia Pública General de GNU.