Análisis de Coyuntura Política N°3 | Primarias Partido Unidad Social Cristiana


Escrito por: Dr. Rotsay Rosales Valladares

Investigador CIEP

04 de julio del 2017


DESCARGAR PDF

1. El PUSC procura regresar a la escena política nacional después de una década de sufrir su peor crisis interna y de sus peores resultados electores.1

El pasado domingo 4 de junio el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) efectuó sus elecciones internas (primarias)2 para seleccionar a su candidato presidencial en las elecciones generales de 2018. Según el Tribunal Electoral Interno del PUSC (TEI-PUSC) se invirtieron 110 millones de colones en la organización de este proceso, para abrir 482 centros de votación y un total de 1334 mesas distribuidos en todo el territorio nacional.

Los informes parciales del TEI-PUSC estiman una participación3 de alrededor de 100 mil electores; cifra menor a las 150.000 personas que había previsto la estructura partidaria socialcristiana. No obstante, días previos al 4 de junio, las autoridades partidarias publicitaron la inscripción de papeletas distritales como un indicador de crecimiento del partido político con miras al proceso interno. Para concluir el trámite de inscripción de cada papeleta se debían pagar 35 mil colones. Después de 7 horas en que se mantuvieron abiertos los centros de votación, el resultado fue el siguiente (corte #3 del lunes 5 de junio de 2017):

Candidato Porcentaje redondeado
Rodolfo Piza Rocafort (RP) 74
Rafael Ortiz Fábrega (ROF) 26

 

Fuente: Tribunal Electoral Interno PUSC4

La precampaña del PUSC inició con polémicas sobre el proceso de inscripción de candidaturas, debido a las cuotas de inscripción. Inicialmente, las autoridades partidarias fijaron un monto cercano a los 40 millones de colones por precandidato a la Presidencia de la República, argumentado que ese partido político debe atender altas obligaciones financieras y a la vez hacerse cargo de todos los gastos de las primarias. No obstante, los precandidatos ROF y Miguel Carabaguíaz (quien se retiraría posteriormente), interpusieron un recurso de amparo electoral ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) por una supuesta violación al derecho constitucional de “elegir y ser electo”. El TSE declaró con lugar el recurso y ordenó al PUSC disminuir la cuota a 35 millones de colones; cifra considerada “proporcional” a las circunstancias.5

Adicional a esta polémica intrapartidaria, algunos precandidatos no pudieron oficializar su postulación por incumplimiento del estatuto partidario, específicamente del requisito de tiempo consecutivo de militancia en el PUSC. Ante esta situación se rechazaron las precandidaturas de Gerald Murray6 y Miguel Carabaguíaz7, a pesar que ambos dirigentes también interpusieron recursos de amparo electoral ante el TSE.8 Es así que finalmente se inscriben y participan dos dirigentes socialcristianos: Rodolfo Piza Rocafort9 y Rafael Ortiz Fábrega.10

Otro asunto objeto de polémica durante la precampaña, fue el supuesto favorecimiento que RP hizo para sí de las estructuras partidarias, lo cual fue “contraatacado” con la acusación hacia RO por presuntamente utilizar su puesto para publicitarse como candidato.

Ambos precandidatos tuvieron apoyos distintos por parte de la fracción legislativa. Los diputados William Alvarado, Luis Vásquez, Gerardo Vargas y Jhonny Leiva así como la diputada Rosibel Ramos, conformaron un bloque afín a Rodolfo Piza; mientras que Humberto Vargas y Jorge Rodríguez apoyaron a Rafael Ortiz. En medios de comunicación, RRSS y en declaratorias públicas de simpatizantes del PUSC, se expresó recurrentemente que RP representa el sector neoliberal en materia económica y el conservadurismo social, mientras que RO era el representante de la visión “social” del partido y defensor de posiciones más progresistas en materia de derechos humanos. Estas diferencias amenazaban con generar fracturas internas similares a las experimentadas por el PLN en sus primarias, no solamente en el electorado socialcristiano sino en la fracción legislativa, pero en la elección del directorio legislativo (1 de mayo de 2017) estas divisiones fueron minimizadas en comparación con las más graves divisiones observadas en otros partidos políticos.

Las diferencias expresadas con mayor evidencia en los diputados y otras dirigencias del PUSC parecen haber sido, no obstante, articuladas con mayor eficacia en este partido político que en el PLN. Importantes figuras del socialcristianismo, como el Expresidente de la República Abel Pacheco,11 insistieron en cuidar la unidad partidaria. Esto a pesar de algunas declaraciones polémicas contra las dirigencias actuales del PUSC por parte de antiguos líderes de ese partido político, como el Expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier.12

Algunas otras figuras tradicionales o emblemáticas del socialcristianismo, como Rolando Laclé Castro, se han alejado del PUSC. Este exministro y exdiputado en múltiples ocasiones simpatiza ahora con su histórico antagonista, el Partido Liberación Nacional, y trabaja en los grupos de asesoramiento más inmediato a Antonio Álvarez Desanti (AAD).

Con estos problemas internos, las personas líderes actuales del PUSC insisten en sus discursos públicos en apelar al pasado como promesa de un futuro mejor para el país. El éxito o fracaso del proceso de recomposición de fuerzas a lo interno de ese partido político se observará durante la campaña electoral para las elecciones nacionales de 2018, pero además del antagonismo con adversarios como el PLN, el PAC y el FA, deberá el PUSC también estar atento a los ataques o escisiones que puedan promoverse desde el partido Republicano Social Cristiano. Asimismo, es un reto conseguir instaurar en el electorado nacional la imagen de ser ahora un partido político ‘‘renovado’’ y con la preparación para gobernar, tal como lo hizo durante tres ocasiones durante el período 1990 - 2002.

 

2. Precampaña electoral, propuestas programáticas y Día "E"

Rodolfo Piza Rocafort contó con el apoyo de muchos personajes políticos que desempeñaron puestos en la función pública durante gobiernos del PUSC: Lineth Saborío, vicepresidenta de la República del 2002 al 2006 y exdirectora del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Javier Chaves, ministro de Obras Públicas y Transportes del 2002 al 2004 y actual presidente del grupo bursátil Aldesa; Patricia Vega, ministra de Justicia del 2002 al 2006 también en el gobierno de Abel Pacheco; Esmeralda Britton, ministra de Condición de la Mujer del 2002 al 2004; Johnny Leiva, diputado del PUSC por Guanacaste; William Alvarado, diputado del PUSC por Heredia; Luis Vásquez, diputado del PUSC por Limón y Gerardo Álvarez, presidente del INVU de 1998 al 2002.13

La campaña política entre ambas tendencias del PUSC estuvo marcada de manera más acentuada en la discusión de propuestas programáticas en diversos medios de comunicación colectiva, especialmente mediante seis debates en radio y televisión.14 A diferencia del proceso de primarias liberacionista, en el PUSC fueron menos importantes los recursos invertidos en signos externos y publicidad pagada. Posiblemente los mayores gastos de campaña se enfocaron al financiamiento de giras de trabajo alrededor del país. Estimaciones proyectan una inversión de cerca de 285 millones de colones entre ambos candidatos.15

En las propuestas programáticas de RO y RP hubo significativas similitudes, especialmente en temas como la atención a los problemas de la Caja Costarricense del Seguro Social, la seguridad ciudadana (más cuerpos policiales y leyes más severas), la atracción de inversión extranjera directa y el fortalecimiento de la educación técnica. Pero también fueron evidentes y no menos importantes las diferencias sobre temas como la resolución al déficit fiscal (IVA, reducción del gasto), la atención a problemas de infraestructura y transportes (“Metro” vs. Tren eléctrico) y algunos asuntos de derechos humanos (DDHH) como la interrupción del embarazo en situaciones establecidas por la normativa jurídica vigente en el país.

Por otra parte, durante el “Día-E” y en días previos, se observaron fallos organizativos y logísticos que, en situaciones de mayor incertidumbre sobre el resultado final del proceso, hubiesen provocado mucha polémica y posiblemente denuncias y actos de impugnación. Por ejemplo, hubo aperturas tardías de varios centros de votación, problemas en el material electoral y faltante de papeletas en distintos centros de votación. La reacción del partido en este último caso fue una rápida respuesta alegando un “excesivo” cúmulo de electores en distintas zonas del país. Se cerraron tres centros de votación en la Uruca, Barrio México y La Unión de Cartago, que limitó la participación de aproximadamente 31.000 posibles electores, situación que provocó la denuncia en medios de comunicación por parte del jefe de campaña de la tendencia de Rafael Ortiz Fábrega, el señor Randall Quirós. Sin embargo, durante el escrutinio y en las declaratorias oficiales, estos problemas fueron prácticamente invisibilizados por las dirigencias socialcristianas.

 

3. Sin sorpresas ni controversia: todo dentro de los márgenes establecidos.

Luego del cierre de las mesas electorales, el resultado mostraba una clara e irreversible tendencia de triunfo para Rodolfo Piza Rocafort, con lo cual se constituía por segunda vez, en candidato presidencia de la agrupación socialcristiana. Debido a la abultada victoria de RP (obtuvo un caudal de votación tres veces más que su oponente), sus declaraciones no fueron polémicas y desde tempranas horas de la noche del domingo 4 se junio se concentraron en un llamando a la unidad de su propio partido. Invitó a Ortiz Fábrega a unirse entusiasta a la campaña hacia el 2018. Con la tónica del optimismo convocó a quienes desean aportar y unirse al PUSC. Sin embargo, se le ha criticado que es poco claro en las propuestas concretas que ese partido tiene para ejercer en un eventual gobierno suyo: “Lo que propone Piza es hacer las cosas bien, atreverse, pero sin salirse de los márgenes tradicionales costarricenses”.16

Las propuestas que se destacan de la precampaña de RP son: la construcción de un metro para San José, la reducción del gasto público por medio de una reforma al Estado, la reducción del desempleo y disminuir el déficit fiscal pero sin aumentar impuestos.

El diputado Ortiz Fábrega reconoció la derrota sin mayor controversia, agradeciendo a quienes le dieron su apoyo durante la precampaña. La falta de exposición pública y la de sus ideas, pueden haber sido las causas de que el diputado Ortiz no pudiese obtener una mayor cantidad de votos frente a una figura que ya era reconocida dentro de los votantes socialcristianos como lo es Rodolfo Piza.17

A pesar que la concurrencia de votantes a las urnas en las primarias del PUSC fue bastante menor al Partido Liberación Nacional (PLN), los socialcristianos dicen tener ventaja sobre el candidato liberacionista AAD. Rodolfo Piza indica que, a diferencia de aquel, él “no tiene cola que le majen”.18 No obstante, la posición tradicionalista del candidato del PUSC, evitando la alusión a cambios importantes en Costa Rica, puede ser un factor en su contra si se consideran las crecientes demandas de inclusión y reconocimiento de DDHH por parte de grupos poblaciones a favor del Estado Laico, las sociedades de convivencia o el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo, el aborto terapéutico y otros temas que tienden a polarizar al país.

 

4. Otras consideraciones

Para finalizar esta lectura sobre las primarias del PUSC, es interesante destacar algunas diferencias de este proceso electoral con respecto al del PLN, comentado mediante nuestro anterior Análisis de Coyuntura / Blog Hablemos Política no. 2, Año 1.

a. Cobertura mediática tradicional: Al considerar únicamente las semanas en la que se efectuaron los días de las votaciones de ambos partidos políticos, resulta notable la diferencia en el número de menciones en prensa escrita y campos políticos pagados en los principales medios de comunicación del país.19 Se contabilizaron 23 notas periodísticas20 sobre la convención del PLN y solo 3 sobre la del PUSC. Situación similar en campos políticos pagados; 7 del PLN y 2 de los candidatos socialcristianos.

b. Participación ciudadana: El TEI-PLN estimó en 400 mil personas el número de votantes en su convención interna, aunque estimaciones externas consideran que ese número está “inflado” pues difícilmente participaron más de 250 mil votantes. En las primarias del Partido Unidad Social Cristiana, con el 52% del total de mesas escrutadas, no se superaban los 100 mil votantes. La baja participación electoral y, sobre todo, la desafiliación y el distanciamiento partidarios son tendencias constantes en los procesos electorales de Costa Rica desde hace, al menos, 7 años. Es importante recordar que la encuesta de opinión pública realizada por el CIEP,21 el 73,76% de las personas no simpatizan con ningún partido político.

c. Dificultades logísticas-administrativas en ambos “Día-E”: Se denunciaron aperturas tardías de centros de votación, cierres totales de mesas o irregularidades diversas durante el día de las votaciones en ambas primarias. No obstante, cabe destacar que los manejos de estas denuncias fueron canalizados por vías más pacíficas y de manera más eficaz en el PUSC, mostrando los precandidatos socialcristianos mayor confianza en la organización interna de su partido político.

d. “Sigan el rastro de la plata…”: El tema financiero determinó, en gran medida, el margen de acción de ambas agrupaciones partidarias y el despliegue de recursos para publicidad, logística y administración del proceso. Por ejemplo, el PLN contabilizó gastos cercanos a los 400 millones de colones, lo que facilitó la apertura de 2130 juntas receptoras de votos. El PUSC invirtió 150 millones de colones, apenas suficientes para abrir 483 juntas electorales durante siete horas.

e. La precampaña del PLN tuvo 2 candidatos con posibilidades realistas de triunfo con 2 “invitados” que aunaron a la polémica, el debate álgido y hasta la polarización relativa de posiciones intrapartidarias que, hasta la fecha actual, continúan en proceso de negociación y reconciliación. En el PUSC, resultó claro desde un inicio de la contienda, que había muchas diferencias en recursos, logística y apoyo de las estructuras formales del partido a favor de RP, lo que hizo más previsible el resultado final y menos álgidas las disputas o polémicas internas.

Ante las elecciones del 2018 y de manera similar al PLN, el Partido Unidad Social Cristiana tendrá el reto de lograr rápidamente su reagrupación interna. Otra situación semejante al liberacionismo será el reto socialcristiano de presentar al electorado una propuesta programática y una “imagen” de ser un partido renovado, diferente a la “política tradicional” que los estudios de opinión siguen denunciando como una de las principales causales del distanciamiento partidario de la ciudadanía.

De momento, su candidato presidencial parece inclinarse por un discurso que busca que el costarricense promedio “se la vuelva a creer…”, “sin cambios profundos…” y “a la manera tica…”, independientemente del significado que a tales frases se les puedan dar.

 

 

 



 

1 Colaboraron en este Análisis de Coyuntura los asistentes de investigación de ECP/CIEP: Pablo Quirós Orozco, Ylonka Rivera Lobo, Irene Josephy Hernández, Stefanny Gómez Garita y Cristopher Meza Sánchez.

2 Conocidas en Costa Rica también como “Convención Interna”.

3 Los resultados oficiales, al cierre de este Análisis no han sido presentados al público en general. Con el 52% de las urnas escrutadas (4 de junio), la participación era cercana a 60 mil electores

4 Corte #3, Convención Partido Unidad Social Cristiana. 

5 Voto del Tribunal Supremo de Elecciones

6 Dirigente polémico por ser un activo promotor de iniciativas para legalizar el uso medicinal del cannabis en Costa Rica. Anterior militante del Partido Nueva Generación.

7 Expresidente del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER) y ex militante del Partido Republicano Social Cristiano.

8 Villalobos (16 de febrero de 2017). Presentan amparo electoral contra el PUSC

9 Ex candidato presidencial del PUSC para las elecciones nacionales de 2014, ex secretario general de ese partido político hasta inicios de 2017 y organizador del último congreso ideológico socialcristiano.

10 Ex presidente de la Asamblea Legislativa 2015 - 2016 y actual diputado del PUSC.

11 Herrera (6 de marzo de 2017). En compañía de Abel Pacheco, Rafael Ortiz oficializa su precandidatura presidencial por el PUSC

12 Calderón Fournier calificó las primarias del PUSC como “poco importantes” y “deslucidas”.

13 Mora, C. (4 de junio de 2017). Rodolfo Piza arrasa en el PUSC y se proclama líder del partido de cara a las elecciones del 2018. La Nación. 

14 Diario Extra (18 de mayo), Radio Columbia (22 de mayo), Radio Nacional (25 de junio), Teletica (31 de mayo), Repretel ( 1 de junio) y Radio Monumental ( 2 de junio).

15 Arrieta, E. (24 de mayo de 2017). La República. 

16 Murillo, A. (7 de junio de 2017). Candidato Piza: “las sociedades no quieren cambios radicales”. Semanario Universidad. 

17 Arias, J. (4 de junio de 2017). Tendencia del precandidato Ortiz segura que les faltó tiempo. Crhoy.com.

18 Alvarado, J. (4 de junio de 2017). Apertura: La promesa de Rodolfo Piza tras declararse ganador. Crhoy.com.

19 Se tomaron en cuenta los siguientes medios: La Nación, República, Diario Extra y Semanario Universidad.

20 La cantidad de notas periodísticas son el resultado de un monitoreo de medios de prensa escrita durante una semana antes de la convención interna de cada uno de esos partidos políticos.

21 Encuesta Sociopolítica del Centro de Investigación y Estudios Políticos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2017 Centro de Investigación y Estudios Políticos. Todos los derechos reservados.
Joomla! es Software libre publicado bajo la Licencia Pública General de GNU.