Boletín VI – 2020 – Análisis y noticias de hechos recientes más relevantes de la política de los Estados Unidos

Análisis desde el Observatorio de Estados Unidos

Estás despedido Donald

Constantino Urcuyo, Observatorio de los Estados Unidos

En este análisis publicado en El Financiero, Constantino Urcuyo argumenta que la llegada de Biden a la Casa Blanca no significará el fin de la polarización, pero probablemente su atenuación. Las divisiones no desaparecerán fácilmente pues las causas son estructurales. Seguir leyendo.


Análisis y noticias desde medios y think tanks internacionales

En esta sección destacamos algunas noticias y análisis de medios de comunicación y tanques de pensamiento (think tanks) internacionales, publicadas en semanas recientes.

Política nacional de los Estados Unidos

Poniendo la infraestructura civil estadounidense en la agenda Biden-Harris

Por Michael D. Rich y Jennifer Kavanagh, RAND Corporation

En inglés. La confianza pública está relacionada con la creencia en los hechos y los análisis científicos como base para el discurso político, pero los investigadores encuentran que esta ha venido decayendo durante las últimas dos décadas. La infraestructura cívica estadounidense —las prácticas y políticas que permiten a una nación resolver sus problemas comunitarios— se están tambaleando. La administración Biden debe reconstruir la confianza de las personas estadounidenses en el gobierno y las instituciones públicas, para lo cual se ha de incrementar la transparencia gubernamental, promoviendo el expertise en el poder ejecutivo, armando una administración inclusiva e invirtiendo en educación cívica. Seguir leyendo.

Con Trump o sin Trump, el autoritarismo religioso llegó para quedarse

Por Katherine Stewart, The New York Times

En inglés. El núcleo de los votantes de Trump se puede encontrar en gente que se identifica, al menos hasta cierto punto, con el nacionalismo cristiano, es decir, con la idea de que EEUU debe ser una nación cristiana gobernada bajo una visión reaccionaria de los valores cristianos. Este movimiento político opera principalmente a través de una estructura vertical donde sus líderes mantienen un alto grado de cohesión gracias a una ideología radical común que es hostil a la democracia y el pluralismo, y que busca despertar pánico moral. Se trata de una red interconectada de tanques de pensamiento, grupos de políticas públicas, activistas, grupos legales y redes pastorales con vocación partidaria. Su narrativa apocalíptica pretende generar una política de obstrucción total, que prepare el camino para el regreso de un “gobernante legítimo”, de modo que no habría por qué esperar que se detenga su activismo autoritario durante los próximos cuatro años. Seguir leyendo.

La militarización de la política estadounidense

Por Aila M. Matanock y Paul Staniland, Foreign Affairs

En inglés. Los investigadores buscan identificar una serie de condiciones que explican la interferencia de grupos armados en política electoral, tomando en cuentas las experiencias de otros países y de periodos anteriores de la historia estadounidense, de modo que encuentran dos principales elementos que abren las puertas a tales grupos para participar en política: cuando las élites avalan, tácita o explícitamente, a los grupos armados, y cuando los gobiernos no logran ofrecer una respuesta consistente y unificada ante la presencia de tales grupos. El presidente Trump cumple con ambos. Aunque muchos de estos grupos de ultraderecha ya se encontraban en operaciones, no recibían la aprobación significativa por parte de las élites políticas, pero cuando Trump asumió el poder en 2016 comenzó a legitimar públicamente sus agendas. Seguir leyendo.


Relaciones exteriores de los Estados Unidos

Corea del Sur es más importante para Estados Unidos que las armas nucleares norcoreanas

Por S. Nathan Park, Foreign Policy

En inglés. La administración Biden no debería limitarse únicamente a tratar la amenaza de las armas norcoreanas, porque el cambio más importante en la península reside en el ascenso de Corea del Sur como líder mundial en innovación tecnológica, crecimiento económico y desarrollo militar de la mano con un gran soft power sostenido en su industria fílmica y musical. Por lo tanto, en lugar de tratar a Corea del Sur como un aspecto en la contención del Norte, Washington más bien debería tratar la alianza surcoreana-estadounidense como una prioridad en sí misma. Estados Unidos tiene que trabajar en los intereses comunes -la integridad democrática y la defensa de un mundo liberal regido por el libre comercio-, a la vez que ha de aceptar que existirán diferencias -A Corea del Sur no le conviene enfrentarse directamente con China ni Corea del Norte, y además podría resistir la posibilidad de acercarse más a Japón-. Seguir leyendo.


Elecciones presidenciales 2020 de los Estados Unidos

Integridad electoral en las elecciones estadounidenses de 2020

Por Pippa Norris, The Electoral Integrity Project (Harvard University)

En inglés. El equipo de investigación del Electoral Integrity Project realizó una encuesta a 789 expertos en política electoral a lo largo de los Estados Unidos para identificar su opinión sobre la calidad de las elecciones en el país anglosajón. Entre los resultados destacan un rechazo contundente a las acusaciones de fraude en sus estados. No obstante, sí fueron identificados una serie de problemas estructurales que afectan la democracia estadounidense: Leyes y distritos electorales diseñados para favorecer ciertos incumbentes, parcialización de la prensa local, barreras en la inscripción para votar por parte de personas de color, y mujeres y minorías con barreras para resultar electas en puestos de representación. Lo anterior ha dado como resultado una reducción de la confianza en la integridad de las elecciones estadounidenses. Seguir leyendo.

Los votantes latinos, muy presentes

Por Jennifer Piscopo, Agenda Pública (El País)

De acuerdo con Piscopo, las personas latinas suelen apoyar al Partido Demócrata debido al posicionamiento progresista que tiene dicha organización con respecto de la inmigración, pero además porque impulsa medidas para aumentar los sueldos de los trabajadores, facilita el acceso al seguro de salud y promueve la diversidad multicultural. En 2020 continuó la tendencia, pues alrededor del 70% de los latinos votó por Biden en todos los Estados salvo en Florida. Aun así, hubo una mayoría de latinos que votaron por la candidatura demócrata en ese Estado; sin embargo, existe una narrativa de que no fue así. Esto se debe a la concentración de cubanos y venezolanos en Florida, a la vez que hubo una campaña de desinformación dirigida a dichas poblaciones que intentó relacionar a Biden con el socialismo. No obstante, no hay evidencia clara de que estas poblaciones hayan hecho una diferencia en dicho Estado. Seguir leyendo.

Cómo los votantes negros levantaron el impulso de Biden para llegar a la Casa Blanca

Por Kenya Evelyn, The Guardian

En inglés. El récord de participación por parte de los afroamericanos en la política electoral estadounidense pudo haber hecho la diferencia entre la victoria efectiva de Biden y su hipotética derrota. Un 87% de los votantes negros apoyaban al Partido Demócrata frente a un 12% que apoyaron al Republicano. Hay que recordar que los asesinatos de George Floyd y de Jacob Blake iniciaron un fuerte ciclo de protestas por temas raciales que aumentó la división de la sociedad estadounidense. Trump y los republicanos capitalizaron esta tensión para ganar votantes blancos con un discurso que buscaba encender temores entre sectores conservadores sobre un Estados Unidos cada vez menos blanco. Pero movimientos como el Black Lives Matter presionaron al Partido Demócrata para impulsar cambios dentro de su estructura partidaria en favor de las reivindicaciones de las poblaciones negras. Sin embargo, no se deja de notar que el apoyo de los afroamericanos a los demócratas está disminuyendo, especialmente entre votantes jóvenes. Seguir leyendo.

La elección estadounidense es un voto sobre el cambio climático para el mundo entero

Por Helen Regan, Ivana Kottasová y Drew Kann, CNN

En inglés. De acuerdo con científicos, activistas y expertos en políticas públicas, lo que el siguiente presidente de EEUU haga o no haga en los próximos cuatro años definirá si el mundo puede reducir los efectos más adversos del cambio climático. Tales expertos además indican que es necesario contar con un presidente que se preocupe por esta problemática, ya que muchas naciones buscan inspiración en las políticas estadounidenses, lo cual le da gran influencia mundial, y además es el según país que más contamina después de China, lo que genera la obligación moral de actuar al respecto. Así, para evitar más desastres climáticos y peores impactos económicos que los que trajo la actual pandemia, es necesario que EEUU lidere la lucha por mantener los combustibles fósiles bajo tierra, reducir las emisiones de carbono, detener los subsidios al petróleo y el carbón, de la mano con un impulso a las energías renovables. Seguir leyendo.

COMPARTIR:

NOTICIAS SIMILARES

Lección inaugural: Maestría en Ciencias Políticas

¿Está al tanto de cómo el estado brasileño ha reaccionado ante la pandemia?  Le invitamos a participar de la...

Análisis y noticias de hechos recientes más relevantes de la política de los Estados Unidos

Monitoreo de acciones políticas realizadas por los Estados Unidos hacia Centroamérica Informe febrero-marzo 2021

Informe sobre acciones políticas realizadas por los Estados Unidos hacia Centroamérica, febrero-marzo 2021

El presidente estadounidense Joe Biden ha comenzado a implementar una serie de medidas hacia Centroamérica ya desde estos primeros meses de gestión....